Tanto en tiempo de crisis económica como en tiempos de bonanza, el negocio de la belleza nunca decae. Es más, se puede convertir en una excelente opción para complementar rentas, y las nuevas generaciones no tienen problema en valorar esta opción de estudios rápida, rentable y flexible.

Los últimos años hemos observado un boom de centros especializados en el cuidado del rostro y cuerpo. Salones de belleza, spa, clínicas y centros de estética aparecen en todos los barrios, tanto en Santiago como en el resto del país. Es un mercado que ha crecido muchísimo, y probablemente lo seguirá haciendo. Este mismo aumento de la oferta –y por ende también de la demanda, porque los valores dejaron de ser prohibitivos– trajo una segunda consecuencia: la necesidad de más profesionales o técnicos del área.
Estudiar y capacitarse en el rubro de la belleza es hoy mucho más atractivo que tiempo atrás. Las alternativas en el mercado son múltiples, y la valorización que se da a quienes trabajan en el rubro es cada día mayor.

Ejemplo de ello es el Beauty Art Studio o Escuela BAS -perteneciente al grupo multinacional GA.MA Italy- que cuenta con amplio prestigio como academia de formación en carreras de Peluquería (Estilista Diseñador Capilar, Barbería), Maquillaje (Professional Make-up Advanced & HairStyle) y Manicure, además de ofrecer cursos avanzados de perfeccionamiento (Peinado-Color, Corte, maquillaje y otros).

La directora académica, Romina González, explica que llevan 10 años educando a profesionales de la belleza con la mejor certificación del mercado nacional, con más de 5 mil egresados. «Todos los años me contactan los mejores salones para que les recomiende a nuestros futuros estilistas y diseñadores capilares, ya que confían en nuestra educación y saben que se están formados con grandes marcas como Wella Professionals, Sebastian Professional, Farmavita y Salón Exclusive.

6 consejos para alguien que se quiera dedicar a la estética:

1.- No parar; se debe estudiar, reciclarse y especializarse todo el tiempo. En este oficio siempre surgen nuevas terapias y productos. Lo ideal es estar al día con las novedades

2.- Es un trabajo que tiene que gustar, y mejor aún si apasiona. Requiere mucha dedicación y normalmente se está muchas horas de pie.

3.- Es importante ofrecer confianza a los clientes, saber lo que se hace y ser un buen profesional. Un error puede afectar al centro y a la carrera.

4.- Cuando los clientes confían, vuelven y se establece una relación de confianza.

5.- Debe gustarte la belleza y todo lo que ella implica.

6.- Aunque existen muchos centros de estética en el mercado, hay que lograr diferenciarse y tratar de ofrecer a los clientes lo que necesitan.

No Comments

Deja un comentario

× Pide tu tema al Tío Hoy Aquí