Un nuevo actor se ha sumado al estallido social que tiene en jaque a la clase política/social dominante en Chile. Se trata del gremio de camioneros que exigen el fin del TAG impuesto por las carreteras concesionadas a lo largo y ancho del territorio nacional.

El descontento del gremio se explica en que acusan que tienen que pagar hasta el 30% de sus ingresos por “pasada”. Es decir, cada vez que a algún camión particular le toca hacer un viaje (flete), de total del trabajo, solo en TAG  se le va casi un tercio de lo ganado. A esto último, hay que agregar el precio de la bencina, la mantención de las máquinas, los permisos de circulación y los demás costos de la vida que significa tener que pasar gran parte del día y la semana sobre un vehículo sin tener acceso a vida familiar, por ejemplo.

La realidad es que Chile despertó y no hay vuelta atrás. En así, que cientos de conductores particulares (ciudadanos chilenos) empatizaron con los camioneros y se han comenzado a plegar en las distintas carreteras del país copandolas desde las primeras horas de este viernes 25 de octubre.

Viernes que sirve como referencia respecto a la cantidad de días de protestas: siete jornadas que anteceden un nuevo fin de semana y que finalizará con la que se espera sea una de las marchas más grandes de la historia de este país. ¡Qué así sea!

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
× Pide tu tema al Tío Hoy Aquí