En 1935, ante el agresivo avance del fascismo en Europa, se realizó en Moscú el VII Congreso de la Internacional Comunista que llamó a formar alianzas con organizaciones políticas y sociales, con las que compartieran una visión antifascista, para constituir en todo los países  frentes populares los que tuvieron éxito en Francia ese mismo año y en España en 1936. En consecuencia, Carlos Contreras Labarca, Secretario General del Partido Comunista de Chile, y que había asistido al Congreso en Moscú, invitó a los partidos de centro e izquierda a formar el Frente Popular. El Partido Radical fue el primero en aceptar la propuesta. El 26 de marzo de 1936 en las oficinas del director del diario “La Opinión”, Juan Bautista Rosetti, los dirigentes de los partidos Comunista, Radical, Socialista, Democrático y Radical Socialista firmaron el pacto de dio origen al Frente Popular, con un programa “democrático, antiimperialista y antioligárquico”,  que recibió el apoyo de la Confederación de Trabajadores de Chile (CTCH), la Federación de Estudiantes de Chile (FECH) y el Movimiento Pro-emancipación de las Mujeres de Chile (MEMCH).

El 14 de abril de 1938, aniversario de la proclamación de la República Española, en solidaridad y homenaje por su lucha contra el fascismo, en una Convención Nacional en Santiago fue elegido el candidato del Frente Popular. Después de catorce votaciones en las que cada partido apoyó a su propio candidato, fue proclamado por unanimidad el radical Pedro Aguirre Cerda. A los pocos días, el 23 de abril, los partidos de derecha, Liberal y Conservador, con el apoyo del gobierno de Arturo Alessandri Palma, postularon a La Moneda al ex ministro de Hacienda Gustavo Ross Santa María. En un contexto marcado por la polarización ideológica en que la derecha había obtenido una mayoría relativa en las parlamentarias de 1937 y que además controlaba gran parte de la prensa, se inició una campaña del terror contra el candidato del Frente. Sin embargo, la gira presidencial que Pedro Aguirre Cerda, acompañado por el socialista Marmaduque Grove y el comunista Elías Lafertte, realizó a través del país, recorriendo más de ciento cincuenta ciudades y pueblos entre Arica y Chiloé, fue de vital importancia puesto que las zonas obreras del salitre, el cobre y el carbón decidirían la victoria del abanderado del Frente.

El 5 de septiembre de 1938, un grupo de jóvenes del Movimiento Nacional Socialista que apoyaban al candidato de la Alianza Popular Libertadora, Carlos Ibáñez del Campo, se tomaron el edificio del Seguro Obrero intentando un fallido golpe de estado contra Alessandri siendo sangrientamente reprimidos. La “Matanza del Seguro Obrero” indignó al país al punto que Ibáñez retiró su candidatura presidencial y llamó a votar contra los “asesinos”. El 25 de octubre de 1938  se llevaron a cabo las elecciones. En una época de cohecho (compra y venta de los votos), dobles inscripciones, robo de urnas, encerronas a trabajadores, acarreo de “carneros” y hasta votación de difuntos, el candidato del Frente Popular obtuvo 222.720 votos (50.1%)  contra los 218.609 de Gustavo Ross Santa María (49.2%). La diferencia fue de apenas 4.111 votos. Fue un triunfo histórico en donde la unidad de los trabajadores sería la protagonista.

La Historia es nuestra y la hacen los Pueblos                                                                                                                                                                                Jorge Alejandro Araya Moya  Profesor de Historia y Geografía

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
× Pide tu tema al Tío Hoy Aquí