El alcalde de Recoleta aseguró que “me encantaría que las farmacias populares fueran las que distribuyeran la droga llevando un registro de los consumidores”.

 

En conversación con revista Cáñamo, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, se reflexionó sobre el rol del estado en materia de drogas, formas de distribución y la profunda abstinencia que profesa el edil.

En ese sentido, es partidario que las Farmacias Populares asuman un rol protagónico. “Cuando hicimos la farmacia popular, habían 60 comunas que no tenían farmacia; cuando hicimos la óptica, habían 213 comunas que no tenían óptica; cuando hicimos la librería, habían 294 comunas en nuestro país que no tienen ninguna librería en su territorio. La respuesta es a través de los municipios. En nuestro país tenemos subestimada la potencia de resolver problemas de los gobiernos locales. Entonces, sí, una farmacia popular te puede proveer droga de buena calidad, de manera segura y con registros reales”, añadió.

Asimismo, sostuvo que él nunca ha consumido drogas, pero que es “partidario de la liberalización de todo el uso de drogas”. Ante esto argumentó a Revista Cáñamo que el ser humano “es tan libre pero tan libre que puede llegar a suicidarse, pero no matar. Porque además la discusión en nuestro país está completamente confundida en el sentido de que tratamos a los consumidores como delincuentes, y en el peor de los casos son enfermos pero no delincuentes; en el mejor de los casos son consumidores sociales, y si alguien me dice no pero es que la droga provoca adicción, provoca problemas, bueno, entonces prohibamos el azúcar y la harina que generan muchas más muertes en nuestro país por diabetes, y la sal, que son elementos mucho más dañinos que cualquier droga. Entonces uno dice ¿cuál es el criterio? yo digo, y nunca he fumado, nunca me he drogado, ni nunca he tomado, entonces hay dos discusiones: la discusión que se da para los que pretendemos ganarnos el derecho de guiar a la sociedad, a jugar un rol de liderazgo. Además tiene que ver con una formación, y te lo voy a decir con todas sus letras, la abstinencia es parte de la formación de la voluntad.”, sostuvo.

Sobre las alternativas de regulación de drogas y que incluyan al mercado, el militante comunista aclaró que “ahí tengo un problema. Esto es también una discusión política porque yo podría decir, bueno, entonces, la sal, el azúcar y la harina tampoco debieran estar en el mercado. A mí lo que me molesta de la participación del mercado es que en el negocio siempre está la apuesta al crecimiento indefinido. Entonces, una cosa es que tú quieras satisfacer una necesidad y otra cosa es que tú quieras crear una necesidad para ganar más plata. Y yo ahí tengo un rollo con todas las drogas, porque no dejo de reconocer que es un producto que en alguna medida de consumo se torna peligroso. Entonces no me gustaría tener a un tipo anunciándolo en la radio”.

En relación a un caso personal dentro del Partido Comunista, el arquitecto de profesión reveló un problema interno que se generó por un afiche en donde había una mata de marihuana. “Mira, te voy a contar algo que me pasó dentro del PC, con la Jota, hace creo que seis años. Congreso de la Jota, y me llega el afiche, me llegó aquí. Tiene que haber sido cuando yo recién partí. Y veo que habían tres cabros en el afiche y el último al lado de acá, tenía una mata de marihuana. Entonces llamo a la Jota y digo ¿por qué no se van a la chucha?. En serio. Una cosa es que nosotros seamos partidarios de la despenalización, y yo soy partidario de la legalización, incluso voy más adelante que la Jota hoy día, pero otra es que vayas a poner un afiche en la población en donde la señora que necesitamos que nos apoye está angustiada porque su hijo no puede salir de la droga y ¿voh la andái promoviendo? Esa es la mirada desde la perspectiva del estudiante universitario pijecito po. Eso es no entender la realidad. Entonces, sabís cuál es el tema, es que nosotros, los que estamos sobreideologizados y tenemos una serie de oportunidades que otros no tienen, es bastante sencillo decir oye, fumémonos un pitito. Pero el que no tiene horizonte claro, un sueño que abrigar, esa hueá lo puede destruir”, propuso en conversación con revista Cáñamo.

Del mismo modo, señaló que “cómo le digo yo a la señora que lo que yo promuevo es que todos tengan marihuana en las casas. Yo la verdad es que creo más en el modelo de Mujica. O sea, me encantaría que las farmacias populares fueran las que distribuyeran la droga llevando un registro de los consumidores y poder pesquisar de manera temprana a los consumidores problemáticos, para poder tratarlos”.

Para finalizar, fue consultado sobre qué haría en esta materia si él es elegido presidente. “Vamos a formar parte, si llegase a pasar, de una coalición bien diversa y compleja, en donde vamos a tener que llegar a un acuerdo de los mínimos, los mínimos que nos permitan avanzar cuatro años. Por lo tanto, esa respuesta tal como tú la preguntas se la dejo a esa coalición que tendría que discutir esos mínimos. Yo te puedo contar la posición de Daniel Jadue. Yo soy partidario de legalizar completamente las drogas; de diferenciar claramente lo que es el delito de lo que es el consumo y lo que es la enfermedad, la adicción. Creo que hemos errado durante años el camino de criminalizar el consumo; no soy partidario de criminalizar el consumo de alcohol, de azúcar, ni de nada. Esa es la manera de hacer entender a la gente de que estamos equivocando el diagnóstico y por eso estamos equivocando además la solución. Y yo creo que hay que confiar más en el ser humano. Yo soy absolutamente liberal, comunista pero absolutamente liberal. Creo que nadie puede decirle a nadie cómo comportarse. Yo creo, como decía Sartre, que el ser humano es tan libre que se puede suicidar”.

 

LINK REVISTA

No Comments
Post a Comment

Pide tu tema al Tío Hoy Aquí