A la ciudadanía, el gobierno, la clase política y el comercio:

Como gremios del Transporte de Carga en Chile lamentamos profundamente la violencia
y destrucción de la que hemos sido testigos, pero por sobre, nos duele la cifra de fallecidos
a nivel nacional, la que, sin duda, pudo evitarse.
Asimismo, creemos en el derecho de todos a manifestarnos y, por tanto, hacemos un
llamado de atención a nuestras autoridades políticas y al gobierno. Deben hacer una
autocrítica generalizada por no identificar a tiempo el sentir ciudadano expresado en estos
días y, por el contrario, enfocar sus esfuerzos políticos y comunicacionales en los destrozos
y desmanes en lugar de fomentar el diálogo y agregar pluralidad a la administración;
solicitando que asuman su responsabilidad política quienes abiertamente faltaron el
respeto a la ciudadanía con expresiones que solo acentuaron y evidenciaron su
desconexión con la realidad de Chile.

La clase política debe entender lo crítico de la situación; debemos unirnos y no es el
momento de obtener réditos personales ni partidistas.
También rechazamos profundamente la destrucción de los bienes de uso público, así como
las fuentes laborales de miles de chilenos que se verán afectadas por el desborde del
vandalismo provocado por grupos marginales que caen en la delincuencia.
Hacemos un llamado al comercio a respetar las instituciones: a exigir a los militares en la
calle junto a las policías a una seguridad garantizada; deben abrir y ejecutar logísticas de
abastecimiento que a pesar de todo permita a las familias de Chile funcionar con un grado
mayor de normalidad o al menos tranquilidad.

En esta misma línea, felicitamos y agradecemos a todos los trabajadores que retomaron
sus funciones, en particular a la gente que trabaja con nosotros, y a los camioneros de
Chile, quienes movemos las cargas que la ciudadanía necesita y nuestra economía
requiere.
Por último, creemos que hoy, donde todos debemos aportar a la paz ciudadana, la
reconstrucción y la sana convivencia se hace vital replantear el impuesto específico a los
combustibles. Como transportistas creemos que, absolutamente todos y todas las
industrias, deben contribuir con este impuesto. Esta medida permite aumentar la
recaudación y disminuir la carga económica de gran parte de la ciudadanía.
Como gremio haremos nuestro mejor esfuerzo para salir cuanto antes de esta situación
que nos ha golpeado a todos y nos comprometemos a poner toda nuestra fuerza y voluntad
en abastecer al país de norte a sur.

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
× Pide tu tema al Tío Hoy Aquí