Se posicionó rápidamente con su libro, y en tan solo un mes, se convirtió en uno de los más vendidos de Chile.

El periodista Simón Espinosa (30) publicó este año su segundo libro, “Historias En Volá”, con el cual reflexiona, entre la ficción y la realidad, sobre el consumo responsable de marihuana y la prevención de consumo en menores de edad.

En entrevista con Revista Cáñamo, el ex libretista del “Club de la Comedia” de Chilevisión, analizó que es posible la legalización de la marihuana durante el gobierno de Sebatián Piñera, pero porque lo consideran un buen negocio para dinamizar la economía antes que por sus beneficios en el ámbito medicinal.

“Gobierno culiao (…) Los gobiernos de derecha han sido mucho más pro legalización que los gobiernos de izquierda. Porque vemos que fue el CONACE de Michelle Bachelet el que puso la marihuana en lista 1. Entonces, quizás me equivoque, pero lo que va a pasar es que se abrirán oportunidades para empresas que comercialicen productos de marihuana, pero no así con el espacio a los competidores” señaló.

Sobre los decomisos de marihuana, acusa que estos se dan por clase social, siendo las más bajas las más perjudicadas. “Todas las leyes son para los pobres. La legislación, la coerción, los pacos, es todo para los pobres. Martín Larraín atropelló curao a alguien y no está preso. Longueira estafó y defraudó al fisco por millones de dólares, hizo leyes con copy-paste en el caso Corpesca y no está preso. Los políticos son corruptos y el aparato político chileno es corrupto. Acá las leyes son solamente para corromper al estado. Los cuicos tienen todo el poder y siempre lo han tenido”, expresó a Revista Cáñamo.

Su objetivo, desde el libro y desde el sitio web que tiene, En Volá, es crear conciencia sobre su consumo, y esto lo analiza desde su hijo que tiene dos años.

“Cómo decirle a mi hijo que le hará mal fumar pitos hasta después de que se termine de desarrollar su sistema nervioso central. Me atormenta un poco. Es como que le estoy pavimentando su camino para que él sea un consumidor prematuro de drogas. Así que creo que la crianza va a ser un trabajo en conjunto en que yo me tengo que desprender de mis tabúes para no traspasárselos a él. Ah, y no tiene permiso para fumar”, aclaró.

El 2017, Espinosa, viajó a formarse en el Trichome Institute en Denver, Estados Unidos, donde obtuvo la certificación como el primer sommelier de marihuana en Chile. “No quiero convertirme en esa persona que fue nefasta para la sociedad y que provocó que más gente fumara marihuana, sino al revés: disminuir el consumo adolescente. La idea es reflexionar del por qué nos drogamos”, argumentó.

El ex redactor de The Clinic, confesó además que Carabineros lo ha parado varias veces, pero no se lo han llevado preso. Y que de irse preso, incluso, asegura que ayudaría al movimiento cannábico.
“Me han parado varias veces los pacos con pitos y me los quitan, pero nunca me han allanado la casa, ni mucho menos (…) No me da miedo irme en cana porque sé que no soy narcotraficante, por lo que tendrían que comprobar lo contrario. Se armaría un caso muy bonito para las redes sociales y le haría muy bien al movimiento cannábico que me llevaran preso. Lo que me preocupa es hacerle daño a más gente, como a mi familia. Me imagino que para mi hijo que lo molesten en el colegio porque al papá se lo llevan preso debe ser penca”, concluyó a Cáñamo.

No Comments
Post a Comment

Pide tu tema a al Tío Hoy Aqui