¿Cómo es la selección de personal con la nueva Ley de Inclusión laboral?

Publicado el: 31 Julio 2017
293
Visitas

Cinco aspectos que las empresas desconocen y que deben considerar

 

Fundación Coanil, con más de 40 años de experiencia en procesos de inclusión laboral, da a conocer los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de contratar. Porque no es sólo abrir cupos laborales, una especialista explica los pasos a seguir.

 

Fue promulgada hace poco más de un mes y en poco tiempo se abrieron más de 40 mil plazas de trabajo para personas en situación de discapacidad. La Nueva Ley de inclusión, obliga a las empresas con más de cien trabajadores, a que al menos el uno por ciento de su personal, sean personas en situación de discapacidad.

Pero, ¿cómo se puede realizar la selección? ¿Están los psicólogos o las oficinas de Recursos Humanos preparados para este proceso? ¿Qué pasa si la persona no está capacitada para el puesto? ¿Qué ocurre si la persona presenta dificultades en su desempeño?

Son varios los aspectos a tener en cuenta, que son igualmente importantes que la cantidad de cupos que se abrieron gracias a esta nueva legislación.

Magdalena Delpiano, Coordinadora del Área Técnica Laboral de la Fundación Coanil, institución con más de 40 años de experiencia en el trabajo con personas en situación de discapacidad intelectual, explica que si bien, la Ley está promulgada y el uno por ciento pronto será una obligatoriedad; y las empresas efectivamente están contratando y abriendo cupos, el problema es cómo se hará esa inclusión laboral. "Este tiene que ser un proceso acompañado y las empresas deben ser asesoradas por instituciones que tengan experiencia en inclusión e intermediación laboral, a través de la metodología del Empleo con Apoyo. No es llegar y contratar, este proceso debe ser acompañado para que sea exitoso".

La experta, dice que se debe evitar que la persona que, por ejemplo, comenzó haciendo aseo, pase muchos años realizando la misma labor en la empresa, algo que ocurre generalmente. "Es por eso que, se hace necesario, que la empresa cuente con un apoyo en todos los procesos de la intermediación e inclusión laboral, de manera que se brinden los apoyos necesarios tanto al trabajador en situación de discapacidad como a la empresa. Por ejemplo, los psicólogos no tienen por qué saber cómo hacer una entrevista a una persona en situación de discapacidad, cómo le puedes aplicar un test, o cómo hacer una entrevista a una persona que es sorda".

Magdalena Delpiano recalca que lo importante no es sólo que los cupos estén, si no que como hacemos que las personas se incluyan, cómo se hace el proceso previo de adaptación, capacitación, la intermediación y cómo se le brinda el apoyo para que el proceso sea exitoso, "y no pase que queden contratados en el papel y luego no acudan al puesto de trabajo".

La profesional, destaca cinco puntos que deben ser considerados por las empresas, para que el proceso sea exitoso:

 

-          Análisis de los perfiles de los puestos y comparación con los perfiles de las personas. Con el fin de que la persona en situación de discapacidad acceda a un puesto de trabajo acorde con sus competencias.

-          Capacitación a equipos de reclutamiento y selección en torno a la discapacidad y como realizar reclutamiento.

-          Capacitación al resto de los colaboradores en términos de discapacidad. Es necesario educar a los otros empleados, en relación a la discapacidad, y ver las competencias por sobre la situación que los afecta.

-          Seguimiento y apoyo durante el proceso para asegurar la mantención en el puesto y la promoción en él.

-          Acompañarse de una institución que tenga experiencia en el ámbito de la intermediación e inclusión laboral.

Facebook    Twitter    Instagram   
Facebook