· Los expertos sostienen que en esta fecha podemos aumentar entre dos y cuatro kilos, los que se pueden perder con la ayuda del programa nutricional desarrollado por Clínica Estética W, el cual cuenta con el apoyo de un médico especialista en obesidad, nutricionista que enseña hábitos saludables de alimentación, auriculoterapia para hacer frente a la ansiedad y trtamientos con aparatología de última generación para reducir grasas y modelar la figura del paciente.

A pocos días del comienzo de un nuevo 18 de septiembre, ya comenzamos a hacer panoramas y a organizar asados con la familia y amigos. Este año, además, son cinco días, motivo por el que todas las cosas ricas que consumamos nos podrían hacer subir unos cuantos kilos. Sin embargo, siempre hay alternativas para cuidarse, y si prefieres disfrutar a concho de las Fiestas Patrias, también existen opciones para bajar de peso y prepararte para el verano.

Un hombre debe consumir entre 2.500 y 2.800; una mujer, entre 1.700 y 2.000 y un menor de 10 años 2.150 calorías por día, en promedio y con una actividad física ligera. Esto es lo ideal, no obstante, estos días festivos tendremos grandes tentaciones y si vamos sumando las calorías, nos daremos cuenta de que no será tan fácil mantenernos en estos rangos. Una empanada tiene 500 calorías, un anticucho 200, un choripán 400 y una sopaipilla 200, mientras que un pisco sour tiene 350, una piscola 250, un vaso de vino o cerveza tienen 100 calorías cada uno y el clásico y favorito de estos días, terremoto tiene 400 calorías. Todo esto sin contar los dulces chilenos y el alto consumo de carne, que provoca que el proceso de digestión sea más lento.

Desde hace algunos años, los chilenos han tomado conciencia y han ido reduciendo el consumo de azúcares y grasas como forma de cuidar la alimentación. Aunque los niveles de sobrepeso en el país siguen elevándose. De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud (2016-2017), el 74% de la población chilena presenta alteraciones en su peso, mientras que sólo el 25% se encuentra en su peso normal.

Seguramente la mayoría de las personas ha realizado alguna dieta en su vida y sabemos que por lo restrictivas son difíciles de mantener en el tiempo, perjudicando los resultados. En Clínica Estética W existe un tratamiento integral, donde profesionales de distintas áreas de la salud se unen para diseñar un programa nutricional para tratar el sobrepeso o la obesidad, acorde a cada paciente y con resultados garantizados y sostenibles en el tiempo y que, además, se complementa con la aparatología necesaria para deshacerse de los kilos de más.

“Con la evaluación inicial, podemos definir cuántos son los kilos que la persona necesita bajar y las zonas del cuerpo que requieren tratamiento, para reafirmar o reducir la grasa focalizada”, explica Vanesa Rodríguez, Directora de Clínica Estética W.

El programa cuenta con la atención de un médico especialista en obesidad,  quien solicita exámenes y luego elabora una receta magistral personalizada, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

El tratamiento también cuenta con el apoyo de una nutricionista, quien se reúne con el paciente una o dos veces por mes con el objetivo de enseñar hábitos alimenticios saludables que permitan una baja de peso sostenida y llevadera en el tiempo, a diferencia de las dietas que solo restringen y no educan en cuanto a buenos hábitos de alimentación.

Además, y con el objetivo de controlar la ansiedad, este programa se complementa con auriculoterapia y por otra parte, con tratamientos reductivos localizados que destruirán los panículos de grasa adheridos, logrando también modelar la figura del paciente. Cabe señalar que estos procedimientos son necesarios, ya que el cambio en la alimentación, por si solo, no logrará destruir las adiposidades acumuladas.

Dentro de los procedimientos para bajar esos kilos de más, la directora de la clínica señala que se puede utilizar el Láser LipoSculpt, tratamiento no invasivo que a través de un láser infrarrojo permite reducir el tejido adiposo localizado o el Lipo Slim Body, que consiste en un ultrasonido focalizado de alta intensidad para tratamientos reductivos no invasivos, entre otros.

Con este tratamiento interdisciplinario diseñado para cada caso, “garantizamos lo que la persona va a bajar, que puede ser desde 5 a 7 kilos o más por mes, por supuesto dependiendo de cada paciente, y también podemos asegurar los centímetros que podrá reducir al terminar el tratamiento”, comenta. Para evitar el efecto rebote es que, terminada esta primera fase, existen diferentes controles y sesiones de mantención, con la finalidad de mantener los efectos en el tiempo. “Los planes nutricionales se adaptan a los requerimientos de cada persona, con resultados garantizados reales y con un respaldo médico que da la confianza que los pacientes necesitan en estos casos”, puntualiza Vanesa Rodríguez de Clínica Estética W.

Más información sobre éste y otros tratamientos integrales para bajar de peso y de dermocosmética en www.clinicaesteticaw.cl

No Comments
Post a Comment

Pídele tus temas favoritos al Tío Hoy ¡Aquí!