Profesionales de la Escuela de Contadores Auditores explican cómo los gastos domésticos también pueden ser tratados como una empresa y te enseñan a realizar un orden en tus finanzas y no sumarte al 60% de chilenos que hoy gastan más de lo que perciben. Toma lápiz y papel, porque estos datos te cambiarán la vida, sobre todo en un momento en que los consumos de Fiestas Patrias pueden arruinar tu presupuesto.

Las cifras son decidoras y nos muestran una realidad no muy alentadora del bolsillo de los chilenos. Hoy en nuestro país más de 11 millones de personas están endeudadas (más del 60% de la población); de ellos casi 4 millones y medio no han podido pagar sus compromisos y están en Dicom.

¿Cómo es posible reducir esta cifra? Quizás es el momento de realizar una verdadera “auditoria” de nuestra vida, para comenzar a ordenar nuestras finanzas y evitar caer en este grupo, o lograr salir de él si es que ya estamos insertos.

Académicos de la Escuela de Contadores Auditores de Santiago (www.ecas.cl), que cuenta con 36 años de experiencia en el rubro de la educación superior, aseguran que el primer paso para aplicar una Auditoría a nuestras finanzas, es tener claro el objetivo final, y saber por qué quiero hacer este examen. Quizás este objetivo sea la compra de una casa, el ir a estudiar al extranjero, formar una familia, saber realmente cuál es la situación financiera para empezar a ordenarse o invertir. Los objetivos son múltiples y dependerán de cada persona, también la estrategia y el medio a utilizar.

Explican que las revisiones que debemos hacer para cualquier objetivo que tengamos al momento de realizar una Auditoria a las finanzas personales, es saber cuáles son nuestros ingresos y las fuentes de éstos, además de los gastos reales que se tienen hasta el momento.

Los profesionales de ECAS cuentan con los conocimientos para ser un apoyo fundamental para las empresas, algo que se puede extrapolar a la realidad familiar, creando un proyecto llamado “Mis Finanzas”, en donde debes tener un objetivo claro y razonable, saber cuál es la situación actual real financieramente, las alternativas de realizar inversiones, hacer la proyección de los ingresos y gastos de al menos 2 años y realizar una planificación y monitoreo constante de tus cuentas.

EL MOMENTO DE LA QUIEBRA FINANCIERA

Tal como una empresa, la economía doméstica también puede quebrar, y esto ocurre cuando nos encontramos en el punto en el que vemos que nuestros gastos y deudas (ya sean de casas comerciales, financieras u otros) son mayores a nuestros ingresos, y tomamos conciencia de lo que esta situación significa. “Recibes cartas de cobranzas, llamados de cobro, ves que tu saldo en el banco, en vez de crecer, cada día está en números rojos y no logras cumplir con tus compromisos financieros. Antes tus deudas las podías ir cubriendo con las líneas de crédito, tarjetas y ahora esos mismos lugares no te ayudan a salir de la situación”.

La Escuela de Contadores Auditores de Santiago, explica que estos casos pueden ser el mejor momento de aprendizaje y para ordenarse financieramente.

Agregan que, cuando estás en quiebra, tienes el conocimiento completo de todas tus deudas, sin omitir ninguna ni muy pequeña, porque muchas veces los gastos hormigas en su totalidad hacen un gran porcentaje de ellas.

Los profesionales de ECAS entregan un listado de recomendaciones para poder evitar este tipo de situaciones:

  • Educarse financieramente, leer libros, investigar sobre el mercado, ver alternativas de invertir.
  • Ser ordenado con los ingresos y deudas. Es mejor analizar o ahorrar un tiempo para comprar o invertir en algo que necesitas. Evitar atrasarse con los pagos de las deudas, para no pagar intereses.
  • Ser disciplinado y constante al momento de realizar ahorros.
  • Cuando se requiera financiamiento, es necesario estudiar al menos tres alternativas que se presentan en el mercado. Ver cantidad de cuotas, el valor de éstas y fechas de pagos.
  • Es importante saber realmente en qué situación financiera te encuentras. Busca una plataforma ya sea en una aplicación en el teléfono, un programa online o una planilla. En las planillas Excel, puedes incluir pestañas con todos los análisis que quieras, hacer gráficos, categorías, entre otros.
  • Existen apps en los teléfonos que son bastantes amigables, y que te permiten ingresar tanto los gastos como los ingresos en el momento en que ocurre.
  • Si se quiere saber la realidad es importante registrar todos los gastos, tales como; propinas, compras de golosinas, estacionamientos, pagos de préstamos, salidas a comer, absolutamente todos.
  • Registrar todos los ingresos con sus respectivas fuentes.
  • Siempre se debe hacer un presupuesto tanto de los ingresos como de los gastos, y dedicar tiempo para realizar un monitoreo de las desviaciones importantes, para realizar acciones para mejorar.

Cuando ves que tus estrategias de posibles soluciones a tu proceso de Orden financiero no están dando los resultados que esperas, es importante hacer cambios y una buena solución es apoyarte y asesorarte en los profesionales como los Contadores Auditores, Asesores Financieros, que se manejan en estas situaciones que muchas veces son temas complicados de entender, para crear un programa de reestructuración financiera.

Si quieres más información puedes ingresar a la página web de la Escuela de Contadores Auditores de Santiago www.ecas.cl, que tiene por misión formar profesionales idóneos con amplio dominio de las temáticas de Contabilidad, Auditoria y Tributación, complementadas con otras disciplinas relacionadas con la Administración, Finanzas, Control de Gestión y con la formación valórica necesaria para integrarse y participar responsablemente en la sociedad.

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
× Pide tu tema al Tío Hoy Aquí