Falta poco tiempo para despedir el año y es habitual que para relajarnos o para disfrutar recurramos a la música; incluso es frecuente regalar audífonos en esta época junto a dispositivos tecnológicos. Por este motivo los centros auditivos GAES recomiendan tomar en cuenta los consejos de los expertos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que 85 decibeles (dB) durante un máximo de 8 horas es el nivel máximo de exposición sin riesgos que el ser humano puede tolerar. La fonoaudióloga Gloria Sanguinetti, analista de audiología y calidad de centros GAES Chile, explica que el rango de tiempo admisible disminuye a medida que la intensidad del sonido aumenta.

Ejemplos de decibeles y lo máximo en tiempo que puedes exponerte

  • En discoteques y pubs, los niveles medios de ruido pueden oscilar entre los 104 y 112 decibeles, y según los parámetros de la OMS a partir de los 15 minutos ya estarías en riesgo de daño auditivo.
  • 85 decibeles al interior de un auto cuando haces un viaje: El máximo de exposición es ocho horas.
  • 100 decibeles en lugares de bocinazos y alto tráfico: Lo máximo es 15 minutos.
  • 105 decibeles, cuando estás en tu casa con un reproductor de mp3 a todo volumen: lo máximo es una o dos canciones (cuatro minutos).
  • Si vas a escuchar música con audífonos, la OMS recomienda no utilizar tu reproductor de música más de una hora a un volumen bajo (60 decibeles). En 15 minutos de música a 100 decibeles, una persona se expone a niveles de ruido similares a los que absorbe un trabajador industrial en una jornada de 8 horas trabajando en un entorno sonoro de 85 decibeles.
  • Un concierto a todo volumen es solo recomendable en unos 28 segundos.

La exposición a ambientes con exceso de ruido provoca para Gloria Sanguinetti un cansancio en las células sensoriales auditivas, lo que da lugar a una pérdida temporal de la audición o tinnitus (la sensación de zumbido en los oídos que se tiene por ejemplo al salir de un concierto).

La audición mejora a medida que estas células se recuperan, pero “cuando el ruido es excesivo y la exposición se produce frecuentemente las células sensoriales y otras estructuras pueden verse dañadas, lo que provoca una pérdida de audición”, advierte la fonoaudióloga de GAES Chile.

Gloria Sanguinetti recomienda acudir a un especialista otorrinolaringólogo o pedir un chequeo auditivo sin costo en los centros gaes si existen dudas sobre la calidad auditiva. Las señales de alerta son: dificultad para oír sonidos agudos como el timbre, el teléfono, el despertador o no poder seguir conversaciones en ambientes ruidosos.

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
× Pide tu tema al Tío Hoy Aquí